El interés de Soros por el aborto en Irlanda

The Irish Catholic recuerda la filtración por parte de WikiLeaks de unos documentos internos que muestran la estrategia de la Open Society Foundations, de George Soros, para financiar la introducción del aborto en Irlanda, país considerado como cabeza de puente para “contagiar a otros países fuertemente católicos de Europa, como Polonia” (la noticia apareció en pleno agosto; tal vez por ello yo me la perdí)

soros

El documento filtrado -“Women’s Rights Program 2016-2019 Strategy”, hoy borrado del mapa, pero abundantemente citado el pasado verano- subraya que el objetivo es abolir la Octava Enmienda de la constitución irlandesa, aprobada por referéndum en 1983, según la cual se reconoce en el ordenamiento jurídico el derecho a la vida del nascituro, junto al derecho de la madre. Para lograr la abolición, Soros financia a tres grupos locales: la “Abortion Rights Campaign”, “Amnesty International Ireland”, y “The Irish Family Planning Association”. La reciente introducción del matrimonio gay en Irlanda (2015) ofrece -según el documento- “una valiosa y pertinente oportunidad para avanzar en la campaña”.

Tras las elecciones de 2016 se creó en Irlanda una Asamblea de Ciudadanos cuya finalidad es preparar unas recomendaciones sobre la Octava Enmienda, que serán examinadas por una comisión del parlamento. Todo parece indicar que se irá a referéndum, aunque posiblemente no antes de 2018. Hasta entonces, según todas las previsiones, seguirá la batalla mediática. La realidad, sin embargo, es que los actores en campo presentan fuerzas muy desiguales. Junto a las tres entidades financiadas por Soros, hay añadir como favorables a la abolición de la Octava Enmienda a otras organizaciones significativas, como la “National Union of Journalists”, que cuenta con  tres mil quinientos miembros: el hecho de que tanto periodista haya tomado partido, está viciando el debate público, como ya ocurrió en 2015.