El libro de papel sigue vivo

La popularidad de las redes sociales podría sugerir que la gente lee menos libros. La realidad, sin embargo, es que la industria del libro todavía es fuerte, con un valor anual estimado de 123 mil millones de dólares, según datos que reporta este video (1′ 41”) de The Economist.

Los cinco principales mercados del libro son: Estados Unidos (32.100 millones), China (18.100 millones), Alemania (9.300 millones), Japón (5.400 millones) y Reino Unido (4.200 millones). La mayoría de los lectores prefiere el papel impreso al formato digital. En Estados Unidos, por ejemplo, la proporción es de 65 % (impreso) frente al 28 % (ebook). De hecho, el 40 % de los lectores americanos solo leen libros impresos mientras que el 6 % se ha pasado a las versiones digitales.

Las ventas de libros, sin embargo, están bajando: de los 15.000 millones en 2009 se pasará a 7.900 en 2018, según proyecciones relativas a Estados Unidos. También están bajando los ingresos por ebooks: en USA se vendieron 130 millones en 2013 y 109 en 2015. Se sugiere que una de las razones podría ser que lo precios todavía son caros. Los datos de The Economist no van más allá, pero muestran al menos que, a pesar de todo, los libros de papel siguen vivos.