Emanuela_Orlandi_vivaReconozco que la publicación de un presunto documento de la Santa Sede sobre el caso de Emanuela Orlandi me ha dejado de piedra. En ese texto mecanografiado se enumeran las sumas de dinero que el Vaticano habría desembolsado para gestionar el secuestro de esta chica de quince años, hija de un empleado vaticano, desaparecida en junio de 1983. El “caso Orlandi” es uno de esos “misterios italianos” sobre el que se ha dicho de todo y lo contrario. Si me he quedado de piedra, no ha sido por el contenido del documento  –a todas luces fabricado- sino por cómo lo han presentado los dos principales diarios italianos. Aquí la víctima no es solo Emanuela ni el Vaticano, sino el periodismo.

Ya empiezan a cansar esos títulos de los medios virales que pretenden despertar la atención pero que –a estas alturas- acaban siendo repetitivos (del estilo: “Descubre porqué las redes sociales enloquecen con esta foto”). Frases misteriosas o exageradas  que simplemente buscan aumentar a toda costa el número de clicks.  Pero a eso se le puede dar la vuelta: hace unos meses, una librería de Dallas adaptó los títulos de varias obras literarias a ese estilo “intrigante”, invitando a los lectores a no picar solo en ese anzuelo sino en todo el libro…

Me han llamado la atención que en España, con motivo del debate sobre la maternidad subrogada, haya surgido una fuerte oposición por parte de grupos feministas vinculados a lo que, hasta ahora, se llamaba izquierda política. Se argumenta –con toda razón- que el cuerpo de la mujer no es una mercancía, que el alquiler de vientres lleva a la explotación de mujeres vulnerables y que el altruismo -en este campo- es un tapadera: se hace por dinero.

La popularidad de las redes sociales podría sugerir que la gente lee menos libros. La realidad, sin embargo, es que la industria del libro todavía es fuerte, con un valor anual estimado de 123 mil millones de dólares, según datos que reporta este video (1′ 41”) de The Economist.

The Irish Catholic recuerda la filtración por parte de WikiLeaks de unos documentos internos que muestran la estrategia de la Open Society Foundations, de George Soros, para financiar la introducción del aborto en Irlanda, país considerado como cabeza de puente para “contagiar a otros países fuertemente católicos de Europa, como Polonia” (la noticia apareció en pleno agosto; tal vez por ello yo me la perdí)

soros

¿Es el papel de los cristianos en Estados Unidos convertirse en una “minoría moral”? Tres libros recientes publicados en USA  plantean esta cuestión, ofreciendo una reflexión –que, en general, se podría aplicar también a otros países- sobre la decadencia cultural y sus desafíos para la fe cristiana. Los libros son: The Benedict Option: A Strategy for Christians in a Post-Christian Nation (Rod Dreher, periodista), Strangers in a Strange Land: Living the Catholic Faith in a Post-Christian World (Charles J. Chaput, arzobispo de Filadelfia) y Out of the Ashes: Rebuilding American Culture (Anthony M. Esolen, profesor universitario, traductor de Dante).