Cada vez menos gente: países que se encogen

Si en las últimas décadas las alarmas por el aumento de la población mundial ha sido un tema recurrente, hoy la realidad es preocupante pero en sentido contrario:  muchos países non son capaces de renovar su población; es más, bastantes se empequeñecerán de aquí al año 2050.

Según un estudio de la revista Forbes, nueve de los 56 países con más de 20 millones de habitantes experimentan ya esa caída demográfica. A la cabeza figura Ucrania, que para 2050 verá su población actual reducida en un 22%. En la misma línea están Polonia (-14%), la Federación Rusa (-10,4 %), Italia (-5,5%) y España (-2,8%). Para Alemania, la “locomotora” europea, la previsión alcanza al -7,7 %. Los datos se basan en el World Population Prospects, de las Naciones Unidas (2015).

Europa se presenta como el hogar del declive demográfico, si tenemos en cuenta que esa tendencia está incluso más acentuada en algunos países de menos de 20 millones de habitantes, como Bulgaria (-27%) y Rumanía (-22%). A largo plazo, la única opción para levantar cabeza será aumentar la inmigración. Por lo que se refiere a otras áreas geográficas, es conocido el declive de Japón, que perderá el 15% de su población actual para 2050. En Asia, la novedad es China, cuya tasa de fertilidad está entre el 1,2 y el 1,6, muy por debajo del 2,1 necesario para garantizar el reemplazo. Para 2050 su población disminuirá en un 2,5 %. Las previsiones de Estados Unidos y Canadá son las más positivas, pues hablan de un crecimiento del 21%, aunque la revista advierte de algunas amenazas, como el actual crecimiento de la población, que es el más bajo desde la Gran Depresión, con una tasa del 1,9.

New Yor - Empty Streets

Este cambio de tendencia empieza a mostrar sus consecuencias económicas y políticas, pues una población envejecida debe hacer frente a más necesidades (pero dispone de menos ingresos), tiende a no arriesgar, es menos innovadora y, por definición, más conservadora. En 1995 había solo un país, Italia, donde la población de más de 65 años superaba a la de menos de 15 años. En la actualidad, son ya 30 los países que reúnen esas condiciones. En el futuro, las naciones con población más joven estarán en mejores condiciones para afrontar los desafíos. Algunos países ya han perdido el tren, pero eso no quiere decir que no se pueda hacer nada. Seria deseable, sin embargo, que los líderes políticos empezaran a mirar un poco las cosas a largo plazo.